Cuenta la leyenda sobre el origen del cacao que…

La leyenda sobre el origen del cacao nos cuenta que...

La leyenda del origen del cacao la encontramos en el Tonalámatl, el libro de los augurios de los sacerdotes de la diosa Xochiquetzal.

Narra la leyenda los tiempos cuando los dioses, compadecidos de los trabajos que pasaba el pueblo tolteca, resolvieron que uno bajara a la tierra a enseñarles las ciencias y las artes. Quetzalcóatl se interesaba desde tiempo atrás en los toltecas, por lo que se decidió que tomara forma humana y descendiera sobre Tollan, la ciudad de los hombres buenos y trabajadores.

Y así se hizo, Quetzalcóatl descendió por un rayo de la estrella de la mañana, dejando asombrados a los toltecas con su aparición. Junto con él vinieron Tláloc, el dueño de las lluvias, dador de la vida y dueño de las almas separadas de los cuerpos, y Xochiquetzal, diosa de la alegría y el amor, esposa de Tláloc, y enseñaron al pueblo tolteca sus saberes.

Quetzalcóatl les dio, además, el don de una planta que había robado a los dioses, sus hermanos, quienes la guardaban celosamente. Era un pequeño arbusto de flores rojas, prendidas a largas ramas de hojas alargadas, inclinadas hacia la tierra, y que ofrecía unos oscuros frutos, con los que los dioses preparaban una bebida destinada sólo a ellos.

El dios sustrajo el pequeño arbusto, lo plantó en los campos de Tula y pidió a Tláloc que lo alimentara con la lluvia y a Xochiquetzal que lo adornara con flores. El arbolillo dio sus frutos y Quetzalcóatl recogió las vainas, hizo tostar el fruto, enseñó a las mujeres a molerlo y a batirlo con agua en las jícaras, obteniendo así el chocolate.

Cuenta la leyenda, que del cacao obtenían los toltecas cuatro clases: el cauhcacahuatl, el mecacahuatl, el xochicacahuatl y el tlalcacahuatl, que era el que tostaban, reservando los otros tres para moneda, pues el fruto se consideraba símbolo de riqueza.

Los toltecas devinieron ricos y sabios, artistas y constructores; gozaban del chocolate y eran felices. Esto despertó la envidia de los dioses, más aún cuando descubrieron que tomaban la bebida destinada únicamente a ellos, así que enviaron a Tezcatlipoca, el dios de la noche y de las tinieblas, quien embriagó a Quetzalcóatl con pulque para avergonzarlo ante los toltecas.

Cuando Quetzalcóatl despertó del sopor del alcohol, sintió que ya nunca podría volver a ver a los que había enseñado a ser buenos y honrados sin sentir una gran vergüenza, así que se marchó hacia el mar. Ahí, junto a la orilla del mar, arrojó por última vez las semillas de cacao.

La leyenda dice que entonces el dios entró en el mar y, aprovechando un rayo de luz de la estrella vespertina, regresó a su morada de luz.

Así nos fue dado el árbol del cacao, el preciado don de un dios que prometió volver…

Checa la información en lossaboresdemexico.com

No olvides que en Monyur tenemos deliciosos chocolates para que envíes un dulce regalo a quien tú quieras.

También tenemos los más espectaculares Globos con Helio, hay para todos los gustos y ocasiones.

Revisa además las secciones de Flores y la de Regalos a domicilio, hay excelentes complementos para tu bouquet de globos, ¡te encantarán!

#hechoconamor #chocolate #sabores #pleasure #thanks #gracias 🤗 🍫 🙏 🍫🙌

#estoycontigo 📍❤️🎈

La leyenda sobre el origen del cacao nos cuenta que...
Chocolates Lindt surtidos
Página Monyur 404

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
    Carrito 🛒
    Tu carrito 🛒 está vacío 🤷🔙 Regresar a la Tienda